¿Qué es la masonería?

El ser humano es un ser pensante que ha evolucionado gracias a los cambios que ha presentado el entorno en donde este ha desarrollado su vida. Ideas, costumbres, leyes y reglas que hace años significaban modernidad, verdad o modo de vida hoy en día parecen elementos que permiten crear bromas para entretenernos.

La masonería, como una organización, ha sobrevivido durante una gran cantidad de años a situaciones adversas como persecuciones, críticas y debates por ser una organización que promueve la formación del ser humano en aspectos como el libre pensamiento, pero sin promover el libertinaje; la dignidad del ser humano, sin caer en la soberbia; el ayudar al más necesitado, sin ser tomado como un inocente, así como el estudio de la ciencia y de la virtud con la finalidad de ser hombres libres y de buenas costumbres.

La masonería no es una religión (tema que ha sido objeto de debate), no es una organización con fines lucrativos, ni políticos, religiosos u ocultos, a pesar que la ignorancia de algunos seres humanos la hace ver como que encaja en alguno de los puntos mencionados. Nuestra hermandad esta constituída por hombres libres, de buenas costumbres (recordemos que el ser humano no es perfecto) y en ella no importa la raza, credo, nacionalidad, nivel socieconómico ni profesión. Escencialmente, se necesita creer que existe un poder superior del que todo proviene sea este llamado Dios, Jehová, Alá, Zeus, Buda, etc.

La masonería no es secreta del todo, pero sí es discreta (secreta en gran parte por lo visto en logia durante los trabajos en grados azules y filosóficos), formalmente podemos decir, citando a nuestra guía, que la masonería es “el estudio de la filosofía moral para conocer la práctica de las virtudes”, esto es, la masonería es esencialmente ética en ambos sentidos, profesional y moral; entendiendo que la ética es una rama de la filosofía que se encarga del estudio racional de la moral, la virtud, el deber y la felicidad.

Finalmente, recordemos que el ser humano no es perfecto, tiene vicios y pasiones que debe de controlar para poder ser un mejor padre, mejor, hijo, mejor amigo, compañero, es decir, mejor ser humano y de esta forma contribuir a formar una mejor sociedad.

Fuente: José Alfonso Aguilar Calderón. M.·. M.·., Resp.·. Log.·. Simb.·. Mazatlán No. 37. Enero de 2015. Or.·. de Mazatlán, Sinaloa, México.

¿Porqué soy Masón?

Esta es una importante pregunta que debemos responder con sinceridad. Dentro de la orden, se nos forma como hombres libres y de buenas costumbres, pero esta formación no es como la formación académica-universitaria, es diferente, de tal forma que, cuando menos lo imaginamos, hemos cambiado para bien. Este cambio lo notan los seres humanos con los que convivimos en el día a día, pues para nosotros puede pasar desapercibido. Aspectos como la convivencia sana, el respeto, la fraternidad, el asistir en medida de lo posible a otro hermano que lo necesite, la caridad, la filantropía, todos estos elementos son esenciales en nuestra formación dentro de la orden y poco a poco se van convirtiendo en parte de nuestro pensamiento y de nuestro vivir.

Finalmente, soy masón porque quiero ser mejor ser humano, soy masón porque quiero aprender ciertos temas muy particulares y otros muy generales sobre los cuales podré opinar. Finalmente, soy masón porque creo en la libertad, en la igualdad, en la fraternidad, en la justicia, en el amor, en la superación personal, en la ciencia y en la tecnología.

Fuente: José Alfonso Aguilar Calderón. M.·. M.·., Resp.·. Log.·. Simb.·. Mazatlán No. 37. Enero de 2015. Or.·. de Mazatlán, Sinaloa, México.